Hiperautomatización: Tecnología y cómo mantener el momentum

El término “Hiperautomatización” apareció en octubre de 2019, ocupando el primer lugar en la lista Top 10 de  Gartner’s Top 10 Strategic Technology Trends for 2020. Sin embargo, el concepto de Hiperautomatización se ha convertido en otro término marquetiniano que a veces se maneja muy a la ligera. Vamos a tratar de dar un poco de luz.

¿Qué es la Hiperautomatización?

La Hiperautomatización se refiere al uso de tecnologías avanzadas, como la inteligencia artificial (IA), el aprendizaje automático (ML) y la automatización robótica de procesos (RPA), para automatizar tareas que tradicionalmente realizan las personas. Hasta aquí podríamos ver que coincide con otros conceptos como son la Automatización Inteligente, o Automatización Cognitiva, etc. Sin embargo, la hiperautomación no solo se refiere a las tareas y procesos que se pueden automatizar, sino también al nivel de automatización, su crecimiento y su penetración en la empresa. En definitiva, como hacer que la automatización aproveche las tecnologías a nuestra disposición y que mantenga un crecimiento sostenido y escalable para así aprovechar todo su potencial

Numerosas iniciativas de automatización, que se inician sin las reflexiones adecuadas, acaban en vía muerta o automatizando unas pocas tareas. Es como construir un edificio sin unos cimientos bien dimensionados, el edificio solo podrá crecer hasta una determinada altura o se derrumbará.

Sin embargo, si se ha hecho un buen análisis estratégico identificando los beneficios que se quieren obtener, las áreas y procesos a optimizar, la definición de los roles y organización necesarios, la implementación de procedimientos de gobierno y operación en la gestión de los procesos automatizados y la implementación de mejores prácticas en el desarrollo, estaremos dotando a nuestra empresa de las capacidades necesarias para un crecimiento sostenido y sostenible de la automatización.

En definitiva, lograr que a la automatización forme parte del modelo operativo de las empresas.

“La Hiperautomatización integra tecnologías digitales junto con una madurez en el gobierno de estas tecnologías para lograr un crecimiento y escalabilidad sostenidos”

Integración de Tecnologías

La capacidad de incluir personas en el proceso automatizado (human in the middle) es un elemento clave de la Automatización Inteligente, y por tanto de la Hiperautomatización. La primera oleada de tecnologías de automatización dependía en gran medida de la automatización robótica de procesos (RPA) con todas sus limitaciones. Ahora la integración de cada vez más tecnologías permite lograr la escalabilidad en las operaciones, incluso combinamos las capacidades de las tecnologías digitales con personas trabajando de manera integrada en los procesos (coworking persona-robots).

La gestión eficiente de los procesos se logra mediante herramientas de BPM. Por estas razones, el BPM es un componente central de la Hiperautomatización ya que permite la gestión completa de los procesos de la empresa asignado tareas a personas, robots o a ambos.

Mediante el uso de una combinación de tecnologías de automatización, y de una madurez en la gestión de estas tecnologías se puede ir más allá de los límites de los procesos individuales y automatizar casi cualquier tarea tediosa y escalable. La automatización, sin embargo, requiere una planificación e implementación cuidadosas. Las empresas necesitan comprender cómo las tecnologías digitales encajarán en los flujos de trabajo existentes, así como qué roles desempeñarán en los nuevos procesos. No es sólo un aspecto tecnológico, es necesario abordar como van a cambiar las funciones en el nuevo proceso automatizado.

Uno de los aspectos importantes en la hiperautomación es la escalabilidad, el empleo de mejores prácticas en el desarrollo para minimizar su mantenimiento, la reutilización de componentes que permiten, primero no reinventar la rueda en cada proceso y sobre todo acelerar la automatización de nuevos procesos. Las tecnologías que componen la Hiperautomatización, también conocidas como DigitalOps, son las siguientes:

  • Inteligencia artificial (IA)
  • Aprendizaje automático (ML)
  • Procesamiento de lenguaje natural (NLP)
  • Reconocimiento óptico de caracteres (OCR)ç
  • Gestión de procesos de Negocio (BPM)
  • Chatbots conversacionales
Integrated System of Intelligence With AI, ML and NLP

Beneficios de la Hiperautomatización

Algunos de los principales beneficios de la hiperautomación incluyen:

  • Flexibilidad. Dado que la hiperautomación se basa en una multitud de tecnologías, las empresas pueden superar las restricciones cuando se emplea una única tecnología. Esto ayuda a las organizaciones a lograr escala y flexibilidad en las operaciones.
  • Mejora de la productividad de los empleados. Al automatizar las tareas que consumen mucho tiempo, los empleados pueden hacer más con menos recursos y aportar mayor valor en la empresa.
  • Integración. Con la hiperautomación, las organizaciones pueden integrar tecnologías digitales en sus procesos y sistemas legacy. Los sistemas involucrados tienen un mejor acceso a los datos y pueden comunicarse sin problemas en toda la organización.
  • Mejora del ROI. La hiperautomación aumenta los ingresos y reduce los costes. Con potentes herramientas de análisis de datos, inteligencia artificial y RPA, las empresas optimizan el uso de sus recursos.

Conclusión

El verdadero éxito de la Hiperautomatización radica en su extensión e implantación a nivel empresarial, y así escalarla a medida que crece el negocio. La Hiperautomatización no es sólo el uso de tecnologías digitales y la mejora de algunos procesos, sino que debe enfocarse como un cambio real en el modelo operativo.

Autor: Marcos Navarro

Comparte este Post